17 de diciembre de 2015

Templarios en España: 4ª parte





     Bienvenidos iniciados, hemos visto el Reino de Castilla tras la decisión de Alfonso VII en dividir el Reino en dos: Reino de Castilla y Reino de León; en esta ocasión nos centraremos en este último...




Reino de León:
Fernando II (1137 – 1188):



     Como hemos mencionado anteriormente, tras la muerte de Alfonso VII, los Reinos de Castilla y León se dividieron entre Sancho III y Fernando II, siendo este último nombrado Rey de León en 1157.
     En mucho de los documentos del monarca, aparece la firma del maestre Guido da Guarda, lo que nos indica la buena relación del monarca con el Temple, de hecho, al contrario que pasara en Castilla, las donaciones en territorio leonés serían abundantes.
     Entre ellas se encuentra Coria, aunque donada en 1162 al arzobispo de Santiago, le sería cambiada por la Iglesia de Caldas de Cuntis junto a cinco iglesias más; sobre 1166 se les haría entrega de varios castillos: Santibañez de Mazcoras con Almenara, Milana, Benavente de Segros, Bernardo, Esparragal, Portezuelo, Alconetar, Santa Mª de Segros, Peñas Rubias y Torremilanera.

     La intención de Fernando II con tan estratégicas donaciones, no era más que colocar a los templarios en primera fila de defensa y combate contra el Islam, al igual que hicieran otros reyes.
     Esta expansión e implantación tan rápida del Temple en León se consolidaba y reforzaría con la creación de la Encomienda de Ceinos en 1168.

                                                Fernando II.Miniatura del Tumbo A.
                                               Catedral de Santiago de Compostela

     Las tres órdenes: Hospitalaria, Santo Sepulcro y Templaria, firmaran en 1178 un pacto o Tratado de ayuda en Salamanca, apareciendo el tal Guido da Garda como maestre templario.
     Durante la conquista de Trevejo por parte de Fernando II, los templarios se encontraban a su lado, siendoles entregada para su defensa, donde construirían más tarde el Castillo de Trevejo.
     Tenemos que decir, que la mayoría de estas posesiones serían durante el reinado de Alfonso IX traspasadas a las Órdenes de Alcántara y Santiago.

Alfonso IX (1171 – 1230):


                                                             

      
                                                           Alfonso IX. Ayto. De León

     Se encargaría de realizar donaciones en zonas de las Comarcas Zamoranas y la actual Valladolid; momento que aprovecharía el Temple para crear nuevas Encomiendas, como la de San Pedro de Latarce (Valladolid), donde reciben el Castillo y la villa mediante unas permutas con el rey sobre 1203.




     A lo largo de su reinado, las permutas con el Temple se vuelven algo cotidiano, al igual que distintas reclamaciones por parte de los templarios en las que piden le sean devueltos posesiones otorgadas por su padre Fernando II.
     Entre ellas:
  • Devolución de todas las posesiones tomadas por parte del rey, a cambio el Temple renuncia a las fortalezas de Portezuelo y Santibañez de Mazcoras (Santibañez el Alto).
  • Como compensación a la renuncia de estas dos fortalezas, les dona la villa y fortaleza de Ponferrada.
  • Devolución de Alcañices con todo su término.
  • Queda la promesa de la devolución de los Castillo de Alba de Aliste y San Pedro de Latarce.
     Muchos de los litigios que la Orden mantuvo con los distintos monarcas y otras órdenes, surgían por el incumplimiento de las promesas o devoluciones por parte de los reyes, aunque también es cierto que todos se resolvían mediante acuerdos por ambas partes a través de permutas de villas o castillos, eso sí, siempre con una compensación a favor del Temple.

                                                 Alfonso IX. Miniatura del TumboA.
                                                Catedral de Santiago de Compostela

     Por 1211 establecen en la zona de Zamora varias Encomiendas, realizando cada una una función específica:
  • Encomienda de Benavente: Dirigía la explotación y recaudación de rentas provenientes de las heredades de la zona.
  • Encomienda de Villardiga: Controlaba cuatro salinas restituidas por Alfonso IX.

     En 1220 el monarca incumplirá de nuevo otro de los convenios realizados años atrás con el Temple, entregaría a la Orden de Alcántara el Castillo de Alba de Aliste, Portezuelo y Santibañez de Mazcoras, en lugar de devolverlos al Temple; como siempre, el acuerdo al que llegaron sería la retirada de la demanda por parte de los templarios a cambio de recibir Alba de Aliste con derechos y pertenencias, que se convertiría en Encomienda-Convento.

     La última donación conocida sería la realizada en 1228 por doña Teresa Gil, favorita del rey, que donaba al Temple la Aldea de Griegos (hoy despoblada).

Fernando III “el santo” (1199 – 1252): Castilla y León Unificadas de Nuevo.



     Proclamado Rey de Castilla en 1217, sucedería a su padre Alfonso IX en 1230, convirtiéndose en Rey de León, con el de unirían de nuevo el Reino de Castilla y León.


     Durante su reinado rompería las tregua mantenidas por los anteriores monarcas con el imperio almohade, propiciando el inicio de campañas militares para la conquista de parte de Andalucía y Murcia.



     En 1236 tras conquistar Córdoba, otorga al Temple el señorío sobre el Castillo y villa de Capilla junto a sus términos: Garlitos, Baterno, Risco, Peñalsordo, Zarza-Capilla; a todo ello se les uniría más tarde, Almorchón con su castillo y términos: Cabeza de Buey; donaciones recibidas por frey Esteban de Belmonte, maestre provincial en los cinco Reinos de España: Portugal, Castilla, León, Navarra y Aragón.

     Capilla y Almorchón se transformarán en Encomiendas, asimismo mantenían distintos litigios con la Orden de Calatrava, reclamación de castillos, así como todo lo perteneciente a la Orden de Monfragüe en Castilla.

     A través del Tratado de Alcaraz firmado en 1243, el Rey de Taifa se somete a vasallaje, incorporándose Murcia a la España cristiana; tres años más tarde, en 1246 tras años de ataques, conquista Jaén; seguiría con una nueva campaña hacia Sevilla, en 1247 encargaría a una flota procedente del Cantábrico que remontara el Río Guadalquivir para completar y conquistar Sevilla definitivamente en 1248. A esta campaña acudirían las cinco Órdenes Militares que se encontraban en Castilla: Santiago, Calatrava, Alcántara, Temple y Hospital.

                                                 Cuadro Ayto. De Sevilla

     A lo largo de este tiempo, Fernando III había aportado nuevas propiedades a la Orden en tierras extremeñas, entre ellas cuatro fortalezas: Jerez de los Caballeros, Alconchel, Burguillos del Cerro y Frenegal de la Sierra, las cuales se irían ampliando añadiendoles términos y villas:
  • Jerez de los Caballeros: Valle Santa Ana, Matamoros.
  • Burguillos: Poblaciones de Atalaya, Valverde de Burguillos, Valencia del Ventoso.
  • Alconchel: Zahinos, Oliva de la Frontera, Villanueva del Fresno, Cheles y Valencia de Monbuey.
  • Frenegal de la Sierra: Bodonal de la Sierra, Higuera la Real.
  • Norte y Este de Alconchel: Taliga, Bancarrota y Olivenza.
     Estos territorios serían denominados por el Temple como “Fuero del Baylio”, como recuerdo del comendador del Temple.


Alfonso X “el sabio” (1221 – 1284):



    




      Sucedería a su padre Fernando III en 1252, proclamándose Rey de Castilla Y León.







     La conquista de nuevos territorios por parte del Reino de Castilla se parará en Sevilla, sin embargo, esto no mermará las distintas donaciones a las órdenes por parte de Alfonso X.
     La Orden del Temple recibiría en Sevilla un *donadio en la alquería de Refañana (termino de Tejada) rebautizada con el nombre del Temple, 200 *aranzadas en Gocin (término de Aznalcazar) y 20 *yugadas de tierras.
Alfonso X moriría en 1284, siendo reconocido su hijo Sancho como Rey de Castilla y León.

     Durante su reinado se produjo un enfrentamiento con su hijo el infante Sancho...

     La Rebelión de su Hijo el Infante Don Sancho:

     El enfrentamiento entre Alfonso X y su hijo Sancho, sería calificado por el papa Martín IV de rebeldía contra su rey.
     Entre los partidarios del infante se encontraba el Maestre de la Orden de Santiago, Pedro Nuñez, el Comendador del Temple Gómez García, el Maestre de Calatrava y el gran Prior de los Sanjuanistas.

     Por tal acción o rebeldía, Alfonso X castigaría a las órdenes implicadas, de tal modo que al Temple le confiscaron todos los bienes que poseían en todos sus reinos, esto ocurriría en 1282, un año más tarde les devolvería Jerez de Badajoz o de los Caballeros y Fregenal de la Sierra al Maestre Provincial Joao Fernández, venido de ultramar junto a otros freires templarios, como recompensa por los servicios prestados; este maestre permanecería fiel al rey hasta su muerte, y la llegada de su hijo Sancho al Trono.

Sancho IV “el bravo” (1258 – 1295):









Sancho IV. Miniatura S.XIII.
Biblioteca Nacional España





     Tras la sublevación contra el rey, no tendría que esperar mucho tiempo para ocupar el trono de su padre, pues moriría unos años más tarde.
     Proclamado Rey en 1284, lo primero que hizo fue quitar todos los privilegios al Maestre Provincial Joao Fernández, simplemente por la fidelidad mostrada hacia su padre Alfonso X.
     Gómez García, Maestre templario que apoyó al rey cuando era infante, ocuparía un lugar entre los grandes eclesiásticos de Castilla.

     Los grandes territorios ya estaban conquistados, con lo cual las donaciones de propiedades se pararían, cambiándose las donaciones territoriales por privilegios, entre los que encontramos uno fechado en 1285 en el que se autoriza a frey Gómez García a retener la mitad del servicio y de la *fonsadera que los vasallos de los señoríos del Temple debían pagar al rey.
     De los tres Impuestos que el rey percibía por parte de los señoríos: Fonsadera, monedas y servicios, la mitad de dos de ellos iría a las arcas del Temple, aunque no tardarían en conseguir la percepción completa del tercer impuesto, moneda forera.

     La Orden recibiría en 1290 un nuevo privilegio, limita la exención de *portazgo a los lugares de realengo, de manera que los lugares pertenecientes a la Orden podían seguir cobrándolos.

Bibliografía:
  • Los Templarios en los Reinos de España. Gonzalo Martínez Diez.
  • Codex Templi. Templespaña.
  • El Legado Templario. Juan G. Atienza.
  • Panorámica de la Orden del Temple en la Corona de Galicia-Galicia-León. Carlos Pereira Martinez.
  • Historia Universal. Ediciones Rueda.
  • Historia de Iberia Vieja. Nº51.
  • Historia de Iberia Vieja. Nº 80.
  • Muy Historia. Nº 61.



No hay comentarios:

Publicar un comentario