21 de abril de 2014

Gestación y Primera Cruzada

    Bienvenidos iniciados, en esta ocasión abordaremos el nacimiento de las conocidas Cruzadas, ahondando en sus motivaciones, intereses, errores; sin olvidarnos de los primeros experimentos de Cruzada en España. Cada uno sacareis vuestra propia opinión….


     GESTACION DE LA PRIMERA CRUZADA

     En Hispania podríamos encontrar un primer experimento o prueba de Cruzada, en las batallas de reconquista por parte de los reinos cristianos hispanos, donde era habitual la colaboración de caballeros venidos de otros países de Europa; como ejemplo tenemos la llamada de auxilio del Reino de Aragón cuando se encontraba asediado por los sarracenos, en su ayuda acudirían un grupo de militares caballeros francos, al mando del duque de Aquitania, Guido Godofredo en el año 1064. Aunque seria en la                                     Batalla de las Navas de Tolosa  en 1212 donde la unión de los distintos monarcas cristianos, daría forma a la denominada Cruzada Hispánica.

     El papa Alejandro II aprobó personalmente la expedición, concediendo la remisión de los pecados a todo los que participen en la misma y envió a su portaestandarte Guillermo de Montrenil.
     Este primer llamamiento por parte y apoyado por el propio pontificio, unido a noticias e historias venidas de Tierra Santa, que el papa Urbano II se encargaría de poner en conocimiento del pueblo, harían que se encendiera la llama para acudir en ayuda de los hermanos cristianos en Oriente.
     El 27 de noviembre de 1095 el papa Urbano II expondría los distintos motivos que asolaban a sus hermanos cristianos y los lugares santos a una muchedumbre concentrada en los extramuros de la ciudad de Clermont.

     Entre las razones o causas para emprender esta Cruzada o “guerra santa” cristiana, expondría:
  • Petición de auxilio de los cristianos orientales que veían sus iglesias y santuarios profanados por el invasor turco, petición realizada por el emperador bizantino Alejo I Comneno.
  • Aumento de la hostilidad por parte de los musulmanes hacia los peregrinos que marchaban a Jerusalén.
  • Invasión de Tierra Santa a manos de los infieles, asumida por los cristianos como una terrible desgracia.
  • Una entrevista que mantuvo el Papa con el monje Pedro de Amiens “el ermitaño”.


     Estas misma alegaciones las expuso mas tarde en el Concilio de Clermont ante un auditorio lleno por mas de 300 abades, obispos y altos clérigos, que eufóricos y llenos de entusiasmo alzarían la conocida frase: “Deus le volt!”: “Dios lo quiere”.
     La iglesia llamaría a los cruzados “Caballeros de Cristo” y como motivación les ofrecía: Si sobrevivía a la lucha, se les concedía la indulgencia o perdón de sus pecados; si moría en combate, se le abriría las puertas de la vida eterna donde se encontraban santos, mártires….

     Tenemos que tener en cuenta que estas razones eran las dadas al pueblo, sin embargo la verdadera intención de Urbano II era ampliar la reforma gregoriana “la iglesia buscaba el control de su propia estructura, reclamaba para si el derecho a nombrar y dar posesión de esas dignidades a los candidatos que estimaba oportuno”. Las Cruzadas, Carlos Martínez de Ayala.

     PRIMERA CRUZADA: 1095-1099


     Se estableció como Día de Partida la Fiesta de la Asunción de 1096 (15 agosto), se partiría hacia Constantinopla, concentrándose en la capital de Bizancio.
     El papa designo como delegado pontificio al obispo Ademado de Monteil, el cual ejercería como jefe espiritual de la Cruzada.
     A la llamada acudiría gente armada de los pueblos; los obispos y abades de los pueblos se encargarían de atraer a los nobles y caballeros, haciendo “voto de cruzado”, entre ellos se encontraban:
  • Godofredo de Bouillon (duque de la Baja Lorena) y sus hermanos Eustaquio (conde de Boloña) y Balduino, su primo Balduino de Le Bourg.
  • Hugo de Vermandois, hermano de Felipe I de Francia.
  • Bohemundo, príncipe de Tarento (Italia) y su primo Tancredo.
  • Raimundo (conde de Toulouse)….

     De este momento destaca la llamada Cruzada Popular bajo la dirección de Pedro “el Ermitaño”.
     El día pactado, 15 de agosto de 1096 comenzarían el avance de las mesnadas de caballeros desde sus respectivos lugares, a finales de 1096 llegarían a Constantinopla los primeros contingentes con Godofredo de Bouillon al frente.
     El emperador Alejo intento mantener buenas relaciones con los cruzados, mediante pactos, entre los que se encontraba la devolución de las ciudades que les hubiesen pertenecido y se fuesen recuperando de manos otomanas, a cambio el se encargaría del aprovisionamiento de material y alimentos que necesitasen, incluso se les prestaría la marina bizantina para sus traslados cuando fuese necesario.
     Los ejércitos se reunían el 6 mayo 1097 cerca de Nicea, en las montañas, tras una encarnizada batallas y un enérgico asedio, la ciudad de Nicea caería el 19 junio.
     A mediados de agosto descansaron en Iconiun, donde un gran número había sucumbido al hambre y la sed.
     En Heraclea dos grupos se dividirían del ejercito, capitaneados por Balduino y Tancredo respectivamente, sus intenciones, sin llegar a abandonar la cruzada de recuperar Jerusalén, era hacerse con un principado independiente, Balduino se apodero de la ciudad de Edesa, y Tancredo haría lo mismo con la ciudad de Tarso, aunque tuvo que cedérsela a Balduino, ya que la rendición se provoco ante la superior mesnada de Balduino.

     El ejército cruzado llegaría el 20 de octubre de 1097 a Antioquia, su asedio y toma durarían casi ocho meses. En esta batalla surgiría la “Leyenda de la Sagrada Lanza de Longinos".
     La feroz batalla provocaría que emires y pequeños soberanos musulmanes les pidieran una tregua, ofreciendo tributos y abriéndoles el paso hacia Jerusalén.
     En el tiempo que permanecieron en Antioquia moriría el obispo Ademado de Puy de fiebres tifoideas, al igual que un gran numero de efectivos aquejados por la peste.


     Desde que comenzara la idea de cruzada hasta llegar a las afueras de Jerusalén, no se debe olvidar el numero de vidas tato cristianas como musulmanas que se perdieron, el hambre y la sed que sintieron, como les flaquearon las fuerzas y porque no? La voluntad en algunos momentos, sin embargo todo desaparecería cuando contemplaron las murallas de Jerusalén el 7 de junio de 1099.
     Aunque no podemos olvidar todo lo que acompaño la estrategia, combate y conquista de la Ciudad Santa: Jerusalén.

     Jerusalén en esos momentos se encontraba bajo el poder del califa fatimí de El Cairo, Al Mustali, con Iftiknar como gobernador, se haría con su poder cuando traiciono a los cruzados, les ofreció sus tropas y entregarles Jerusalén una vez conquistada, sin embargo alegando la usurpación del trono de su padre por parte de los turcos cuarenta años antes no lo llevo a cabo.
     Tras un estudio y evaluación de estrategias y combate a seguir, se tardaría algo más de un mes en conseguir la capitulación.
     El primer cruzado en entrar seria Godofredo de Bouillon, abriendo las puertas al ejército que entraría en tromba por las calles de Jerusalén.

     Una vez tenían bajo control Jerusalén, los grandes señores de la cruzada, se postrarían ante el Santo Sepulcro de Cristo.
     Ahora había que reorganizar y gobernar la Ciudad Santa, el 22 julio se elegiría el nuevo rey de Jerusalén, entre los candidatos se encontraban: Raimundo de Tolosa, Godofredo de Bouillon, Roberto de Flandes y Roberto de Normandia; el honor caería en Raimundo, que rechazaría la corona aunque su cargo seria de protector secular y general en jefe del ejercito; la corona pasaría a Godofredo que rechazaría a su vez el titulo de rey por el de Advocatus Sancti Sepulchri (Defensor del Santo Sepulcro) diciendo: “Nunca llevare corona de oro donde el señor la llevo de espinas”, su cargo seria como responsable secular de la defensa de la ciudad y los territorios conquistados.
     Dentro del nuevo legado papal, se nombraría como Patriarca de Jerusalén al arzobispo Dagoberto de Pisa.
     Godofredo moriría en el 1100, el propio arzobispo Daimberto propuso a Bohemundo, sin embargo los cruzados elegirían a Balduino I, conde de Edesa (1098-1100). La coronación tuvo lugar en la Iglesia de la Natividad de Belén, dando lugar al nacimiento del nuevo Reino Latino de Jerusalén.


     NOTA: La historia de esta primera cruzada no estaría completa si nos olvidáramos que en estos momentos fue cuando comenzó a gestarse las llamadas Ordenes de Caballerías; de esta parte ya hemos hablado en anteriores visitas.

     Si estáis interesados en las siguientes Cruzadas, a continuación os dejo los enlaces:
     Segunda Cruzada: 1145 - 1149
     Tercera Cruzada: 1188 - 1192
     Cuarta Cruzada: 1198 - 1204
     Quinta Cruzada: 1217 - 1221
     Sexta Cruzada: 1228 - 1243
     Séptima y Octava Cruzada: 1248- 1254 / 1270 .....


     Bibliografia:

- Codex Templi.Temple España.
- Misterios de la Edad Media. Jesus Calleja.
- Las Cruzadas. Carlos de Ayala Martinez.
- muyinteresante.es
- wikipedia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada