5 de noviembre de 2014

Vírgenes Negras: 1ª parte

      Bienvenidos iniciados, el misterio de las vírgenes negras con el Temple, es uno de los temas mas bonitos, para mi, dada su relación con la naturaleza, y sobre todo, que cada vez que buscas mas las estudias, siempre aparece algo nuevo e interesante para seguir estudiando los templarios…. Al ser un tema extenso, lo haremos por partes e incluso intentare hacer un glosario con información sobre las distintas vírgenes que se conocen.




  • ORIGENES:
     Aunque aparecen con el cristianismo, mas concretamente en la Península Ibérica sobre los siglos alto medieval hasta el S.XII, XIII y comienzos del XIV; su mayor auge surgiría entre los S.XI y XIII en Europa, siendo nombradas como "Nuestra Señora".
     Realmente tendríamos que ahondar en los Primeros Cultos Primitivos a la Madre Tierra para comprender a través de su transformación por las distintas culturas y épocas como seguimos manteniendo esta creencia en ella, en conjunción con el cristianismo de hoy en día.

     La Madre Tierra o Diosa era considerada un ser con capacidad de engendrar, ella daba vida y una vez que moría y volvía a ella, resurgía de nuevo.
     Su culto primitivo comienza a aparecer en el Paleolítico Superior, en el Neolítico va tomando forma a través de los Ritos agrarios, evoluciona y se transforma en los cultos de la Europa suboriental: Creta-cultura minoica, y en la Europa occidental: cultura celta, siguiendo el Oriente Medio, Asia y América.

     Las primeras representaciones de la Diosa podemos encontrarlas en imágenes de piedra, esferas o betilos. Como ejemplo:








Venus de Willendorf.

  • Venus con los senos y caderas exageradas.
  • Diosa madre de Catal Huyuk (Turquía): aparece sentada en su trono, dando a luz.
  • Gea Cibeles representada por una piedra negra y pulida.










Diosa Madre de Catal Huyuk.
VI-V milenio a.C. Museo hitita de Ankara.



     Con las invasiones, mezclas de culturas, la Diosa es relegada a la sombra de dioses masculinos, dioses de la guerra, de las armas…, y así sucesivamente dependiendo de los valores religiosos de las nuevas religiones.
     Cuando el cristianismo intenta instalarse desarraigando estos cultos perennes en las gentes del lugar, se encuentra con un gran muro, ya que no están dispuestas a abandonar sus creencias “hasta el momento”.
     El cristianismo consideraría las religiones naturales adoradoras de la Diosa, de idolatría y de adoración al diablo, siendo condenado como herejía.
     Un ejemplo lo tenemos en España: año 681-682, a través de los Concilios de Toledo, se excomulgan a los llamados “veneradores lapidum” o “adoradores de piedra”, no sirviendo para nada esta acción.
     Aunque la gente se cristianizan, siguen aferradas a su ídolo pagano, la Diosa Madre, la iglesia no tendrá otra solución que “ya que no puedes con ellos, únete”; transformaría esta Diosa en la imagen de Vírgenes Negras.
     Al mismo tiempo haría lo mismo con simbologías, dólmenes, cuevas…., todos ellos lugares de culto pagano, algunos serian adoptados y simplemente se les cambiaba el significado, otros destruidos y algunos camuflados en los lugares de culto.

     Su relación con la Diosa-Tierra, fecunda y fértil, la hacía que fuera invocada por aquellas mujeres que deseaban tener un hijo. La virgen negra pasaría a ocupar dicho lugar, de manera que se acudiría a ellas para pedir fecundidad, y más tarde se les añadiría la de protectora de los niños de corta edad.


  • DIOSA MADRE O PIEDRAS SANTAS:

     “La piedra sagrada identifica el santuario como centro del mundo. Y se considera morada del alma. Era, a la vez, imagen de la Diosa Madre fecunda, el huevo primordial depositado en el interior de la caverna, la matriz de la tierra, junto a un manantial que representa su sangre vivificadora”.Templarios, Vírgenes negras…. Juan Eslava Galán.

     Es una representación de la fecundidad tanto en las cosechas, animales como mujeres.
     Con el tiempo la podemos ver representada o mas bien transformada en: Isis, Artemisa, Diana, Kali, Cibeles, Remeter, Hecate….
     Con la cristianización, vería como su lugar era ocupado por una figura, imagen o talla denominada Virgen Negra, y sus lugares de culto como dólmenes, cuevas, eran reemplazadas por iglesias o ermitas consagradas a Nuestra Señora.

     A continuación detallo algunos lugares donde se pueden observar algunas de las piedras santas:









- Piedra negra “la Kaaba”: Localizada en La Meca, como antiguo símbolo de fecundidad y de fertilidad; según la tradición islámica, era de color blanco cuando fue encontrada por Mahoma, y habría ennegrecido por los pecados de los hombres.

  • Cefalu (Sicilia): En el muro de su Catedral se encuentra incrustada una piedra santa.
  • Zalamea (Badajoz): Tenemos la Piedra Ibérica de Cagancha.
- Catedral de Toledo: Se encuentra en una urna de jaspe rojo, y se le puede observar a través de dos pequeñas rejas de hierro; desgastada por los roces de las manos y besos de los fieles. Según la tradición, es la piedra blanca donde la virgen coloco sus pies cuando se le apareció a San Ildefonso para entregarle la *casulla, como agradecimiento por haber defendido su perpetua virginidad.











- San Frutos de Duraton (Segovia)


- Sevilla: En la iglesia del Salvador, la piedra santa sirve de pedestal a una cruz.





- Arjona (Jaén): Piedra llamada
de los Deseos”: Dentro de los denominados betilos o piedra sagrada, fue encontrada durante unas excavaciones en la Catedral de Jaén. Curiosidad: Colocada en Arjona (Jaén) en 1995 cuando pasaba una gran sequía, trajo el agua a sus campos secos, produciéndose una gran tormenta.















- Le Mans (Francia): Menhir en la Catedral de Saint Julien.







  • PRIMEROS PROMOTORES:

     Se sabe que los benedictinos jugaron un papel importante en las cristianización de lugares paganos: cuevas, dólmenes, manantiales, piedras….
     Ayudados por la aparición milagrosa de estas vírgenes, “requisaban” el lugar para edificar o transformar el lugar de culto pagano en ermita o iglesia, o más bien camuflar lo pagano dentro de la creencia cristiana.
     Otro de sus promotores fue Bernardo de Claraval (1090-1153), según la leyenda recibió tres gotas de leche de la virgen (negra) de Chatillon-sur –Seine, de aquí nace su devoción por la figura mariana; como mentor y guía espiritual de los templarios, no es de extrañar que acogieran la imagen de la virgen negra difundiéndola por toda Europa.
     Se ha comprobado que un gran número de estas imágenes se localizan dentro de territorio propiedad templaría, sobretodo en un camino paralelo y cercano a los de mayor afluencia de peregrinos, o cerca de su localización se encuentra un monasterio benedictino.

     Debemos saber que: “tras las bulas Omne datum optimum (1139), dictada por el papa Inocencio II; Milites Templi (1144), de Celestino II y Militia Dei (1145) de Eugenio III, se concedía al Temple, el derecho de construcción de iglesias y restablecimiento de otros edificios de culto; se les permitía celebrar oficios sagrados en las nuevas dependencias. Los templarios solo se ceñían a la única supervisión de Roma”. Codex Templi.
     Tras la llegada de la orden a la Península Ibérica, y su posterior ayuda en la recuperación de los territorios contra el Islam, no es de extrañar que los monarcas accedieran a ofrecer estos lugares sin importancia para ellos, pero con un gran significado para los templarios, ya que al parecer, sentían predilección por lugares concreto de la Península.

     A continuación teneis los siguientes enlaces para poder seguir con más información:
     Vírgenes Negras: 2ª parte
     Vírgenes Negras: 3ª parte
     Vírgenes Negras: 4ª parte
     Vírgenes Negras: 5ª parte
     Vírgenes Negras: 6ª parte 

Bibliografía:
  • El mito de la diosa. Anne Baring.
  • El misterio de las catedrales. Fulcanelli.
  • El culto a la Madre Tierra. Ana-Carla Mestre Martínez.
  • Enciclopedia de los símbolos. Udo Becker.
  • El enigma de las vírgenes negras. Jacques Huynen.
  • Diccionario de símbolos. Nerio Tello.
  • Blog el pobrecito hablador.
  • www.sobreleyendas.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario