11 de abril de 2018

Los Templarios en Andalucía: Jaén





     Bienvenidos iniciados, seguiremos los pasos de la Orden del Temple por tierras de Andalucia ahora en Jaén...





     Jaén sería conquistada por Fernando III “el Santo” en 1246 después de ser sitiada en varias ocasiones.

     Recorreremos distintos pueblos de Jaén, en los que se atribuye presencia templaria, ahondando en la información encontrada:
  • La Iruela.
  • Ubeda.
  • Baeza.
  • Andujar.
  • Martos.

  • La Iruela.

     Situada al Este de la provincia, en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.
     Sería conquistada por las tropas del Arzobispo de Toledo, Don Rodrigo Ximénez de Rada y bajo la jurisdicción del arzobispado dentro del Adelantamiento de Cazorla por mandato de Fernando III.

     Castillo de La Iruela: Situado sobre una gran elevación rocosa, de origen árabe – medieval, primitivamente contaba con tres recintos, destacando el más elevado por su Torre de Homenaje o Torre de vigía de dos pisos según distintos autores, la entrada se realizaba a través de otra torre con acceso en codo, aquí se encontraba la Plaza de Armas; un Segundo Recinto formaba la parte defensiva llamada Alcazaba donde encontramos el Aljibe, encargado de abastecer al castillo en caso de asedio; el Tercer Recinto se encuentra en muy mal estado, casi no existen sus muros.

     Sin documentación: Como ocurre infinidad de veces, no se han encontrado documentos que asocien el castillo a los templarios, para tener conocimiento sobre el Temple, debemos basarnos en la tradición popular, y el echo de que posiblemente a modo de hipótesis, fuese entregado por el Arzobispo de Toledo a los templarios para su defensa, son dos fundamentos para tal asociación: Castillo-Orden del Temple.

   



 Curiosidad: En el Escudo de La Iruela, aparece una Cruz Patriarcal o de Caravaca, cruz que fue introducida por los templarios en la Península Ibérica.








     Otra de las curiosidades arropada por la leyenda de la zona, es la que cuenta que bajo la ubicación del Castillo, se haya la llamada “Gruta de las Lamentaciones”, aparentemente los caballeros templarios la utilizarían para ocultar sus riquezas, y por otro lado se cuenta que era utilizada como lugar de meditación o retirada para redimir sus tentaciones y/o pecados.

     No nos debe resultar extraño que siempre se relacione una gruta, cueva, pozo localizado cerca de un castillo con el tema de tesoros ocultos, este mito después de leer tanto, es como una maldición que siempre llevará la Orden a sus espaldas, y si hemos leídos leyendas árabes nacidas durante la permanencia de los musulmanes en tierras de la Península, también se asocian estos lugares con tesoros ocultos. Las leyendas resultan ser las mismas, simplemente se cambian los personajes y los momentos.
     Igualmente si es cierto que los caballeros templarios utilizaban cuevas o grutas para meditar, de manera que el echo de que tuvieran éstas cerca no creo que fuese un hecho al azar.

     Algo más: Otra conexión con la Orden dentro de La Iruela es una calle llamada: Calle del Temple, la cual nos indica el camino hacia el Castillo.

   

      No he conseguido averiguar si el nombre se ha añadido a la calle más tarde, pero aunque sea así, nos muestra que el Temple está presente entre sus gentes, aunque posiblemente la utilización del nombre fue simplemente para indicar como llegar al Castillo.

     Aparentemente en la Calle Afán de Rivera ahora hay una mansión, hubo una capilla templaria, cercana al Castillo de La Iruela, que posteriormente pasaría a la Orden de San Antón; se relaciona dicha capilla con la Virgen negra llamada Nuestra Señora de La Luz.

     Para visitar el Castillo: www.turismoencazorla.com


  • Ubeda.

     Refundada por Abderramán II entre los años 830-840 con el nombre de Medinat-Ubbadat al-Arab; destacaría y se haría importante gracias a su actividad comercial y artesanal.
     Sería conquistada en 1146 por el rey de Castilla y León Alfonso VII, después de varios ataques para caer 10 años más tardes de nuevo en manos musulmanas.
     Fernando III la conquistaría definitivamente en 1233.

     Su valor estratégico entre la frontera del Reino de Castilla y el nazarí de Granada, le otorgaría privilegios y concesiones por parte de los reyes cristianos.

 


  
   Taus en Ubeda: En la considerada como Casa Templaria, se observa en su portada una inscripción tallada muy curiosa: Tres letras mayúsculas y tres círculos con Tau, lo que parecen unas hojas, y tres círculos con símbolos en su interior que nos recuerdan al Ying/Yang.






     Sobre la aparición de la Tau existen dos posibilidades, aunque igualmente van de la mano:
     1ª.- Que se trata como hemos mencionado antes de una Casa templaria, posiblemente de un Comendador.
     2ª.- Se trata de un Hospital o Casa-Convento de la Orden de San Antón.
   

    Y van de la mano porque se conoce que ambas ordenes colaboraban conjuntamente.

     Por otro lado, hemos hablado antes que Ubeda servía de frontera entre territorio cristiano y musulmán, no nos debía extrañar que el lugar fuera entregado a la Orden para su defensa.


  • Baeza.

     Llamada Vivatia por los romanos y Bayyasa por los musulmanes, sería conquistada y perdida de nuevo por distintos reyes cristianos: 1146/7 por Alfonso VII, 1156/7 vuelve a manos musulmanas, 1212 recuperada por Alfonso VIII y perdida al poco tiempo, reconquistada definitivamente por Fernando III en 1227, quien otorgaría distintos privilegios para su repoblación.

     Iglesia Románica de la Santa Cruz: Datada del año 1221, se atribuye su construcción a los templarios, de hecho parte de su arquitectura recuerda a la Iglesia del Santo Sepulcro de Torres del Día en Navarra, atribuida al Temple.




     En su interior se encontraron tras una restauración varios frescos, y en su exterior se conservan marcas templarias.

 

     De nuevo sin documentación: Nos tendremos que dirigir a la propia historia, recordando que los templarios fueron requeridos para ayudar en la Reconquista de la Península Ibérica por Alfonso VII, considerada una Nueva Cruzada y como tal, estaban obligados por orden papal a colaborar en ella, sin olvidarnos que tal colaboración no estaba exenta de beneficios y privilegios, como ejemplo podrían haber pedido se les concediera el Castillo de La Iruela para ser utilizada como Atalaya o lugar de vigilancia en la frontera cristiana-musulmana.

  • Andujar.

     Conocida por los romanos como Andura, sería Anduyar para los musulmanes.
     Al igual que pasara con Baeza, sería conquistada y perdida por Alfonso VII, hasta que en 1225 Fernando III la conquistara definitivamente.

     La Orden del Temple a éstas alturas sabemos que formaba parte de las mesnadas de Alfonso VII y posteriormente Fernando III, lo que significaba que percibirían un pago, recompensa y/o privilegios por su ayuda y apoyo, sabiendo esto, se debe entender que aunque no exista documentación alguna sobre dicho repartimiento, una parte de la conquista les sería entregada. Realmente, no puedo sacar más información de donde no la hay.

                                             Santuario Nuestra Señora de la Cabeza

     Cofradía en Andujar: He leído sobre ella, y creo que sería interesante mencionarla.
en Honor de Nuestra Señora Santa Mª y de su bendito nacimiento”.
     De ella se dice que estaba formada por caballeros templarios sobre el año 1245, que se dedicaba a la redención de cautivos, también hay que decir que dicha información se consideró falsa, aunque en Andujar se cuestiona dicha Cofradía entre Trinitaria o Templaria; es cierto que se ha ido adaptando a los avatares del tiempo y la historia, y actualmente mantienen una casa en el Santuario de la Virgen de la Cabeza realizando labores sociales.


     En el libro Disertaciones históricas del Orden y Cavallería de los templarios de Pedro Rodriguez Campomanes, se habla de dicha Cofradía o Hermandad, mencionando a frey Bernaldo de Aguilera como Comendador de la Santa Orden del Templo de Jerusalén y uno de sus promotores, que sus primeros miembros tienen que ser caballeros hijodalgos; igualmente se pedía varias condiciones, entre ellas: “Ordenamos, que el Cofrade fea home fidalgo, e que non fe reciba al; de cuya condición fe infiere la qualidad de que debían eftar adornados los Cavalleros Templarios para entrar en efta Religión, pues apeteciendola efte eftatuto, y fiendo un Comendador Templario cabeza de los que le forman, ef la mas relevante prueba de efta verdad”.



     Otra virgen negra: En esta ocasión la imagen es la llamada Nuestra Señora de la Cabeza, sin embargo, para no extendernos mucho, hablaremos más extensamente de ella en próximas entradas sobre vírgenes negras y el Temple.







  • Martos.

     El término Martus es reflejado en el S.X por Al-Muqaddasi, ya que la cita dentro de los 13 distritos administrativos que rodeaban a Córdoba.
     Sobre 1078-79 es cedida a Sevilla por el Emir Abd Allah, contando con un Castillo urbano y el recinto amurallado de la ciudad.
     En 1225 sería entregada a Fernando III como parte del pacto que el propio rey cristiano firmara con el Emir de Baeza Al-Bayyasi, produciéndose varios intentos por parte de los musulmanes de recuperarla, aunque sin fruto alguno.

     Orden de Calatrava y de Santiago: Entre sus defensas se encontraban la Orden de Calatrava y la Orden de Santiago, sin mencionarse al Temple, que por estas fechas seguía al lado de Fernando III.
   
   

   Documentalmente el rey haría entrega a Calatrava de la Villa de Martos en 1228 para que se ocupara de su defensa, y fueron los encargados de la reestructuración de la Fortaleza musulmana.




     La información consultada me remite a Martos como enclave templario, pero también he de añadir, que la mayoría está relacionada más a Calatrava.
     Aunque debemos pensar que si existe cierta conexiones templarias en tierras de Jaén, ¿porqué dejarse este enclave sin explorar? No me cuadra.

                                                            Castillo de La Peña

      Leyenda de los Hermanos Carvajales: Según algunos autores, ven representada en ella lo ocurrido con Fernando IV y el Temple, como un espejo de Felipe el Hermoso con la Orden, sobre ello hablo en la entrada: Castillo de la Peña: Los Carvajales.

     Iglesia Templaria Virgen de la Villa: Su construcción se remonta a la conquista cristiana de Martos, sin embargo se tiene constancia de que el lugar sería utilizado por las distintas civilizaciones que poblaron la villa.
     El antiguo Santuario sería quemado durante la Guerra Civil, quedando de ella actualmente la Torre-Campanario.


     Bibliografía:


  • Rutas por la España de los templarios. El País. Aguilar.







  • Enclaves templarios. Mª Lara Martínez.







  • Gran Guía de la España templaria. Templespaña.







  • Los enclaves templarios. Juan G. Atienza.












No hay comentarios:

Publicar un comentario