15 de septiembre de 2014

Cruzada de los Niños

     
     Bienvenidos iniciados, como ocurriera con la Cruzada de los Pobres, en esta ocasión gente sin escrúpulos, no dudarían en convencer que los encargados de limpiar los lugares santos en Tierra Santa, por su  puro corazón y alma, serian niños….





                                         La Cruzada de los Niños. Gustavo Dore 1832 - 1883

     Si seguimos la historia o crónicas, sobre el mes de mayo de 1212, un pastor llamado Esteban de Vendôme o Stephen de Cloyes según distintas versiones, marcharía por aldeas y ciudades de Francia invitando a los niños a que se les uniera en una Cruzada.
     Como suele ocurrir con todos estos “iluminados”, que además se les une un gran don para la palabrería, les cuenta que ha tenido una visión celestial, en ella se le ordena marchar hacia Palestina para librarla de los musulmanes, que debe reunir un ejercito de niños y jóvenes como el, ya que ellos y no los cruzados adultos son los elegidos.
            


     El convencimiento de los niños fue tal, que no dudaron en abandonar sus hogares para seguir a este tal Esteban o Stephen.
     Unos 20.000 niños, otros  cuentan 50.000, comenzaron esta locura, en su camino hacia Niza, la mitad deserta, otro tanto muere de hambre.
     Llegados a Niza, siguiendo las indicaciones de Esteban, rezan durante dos semanas, ya que el propio Jesucristo se lo había mandado en una de sus visiones, esperando que el mar se abriera para poder pasar; lógicamente, la única manera en esa época de cruzar el mar, era en barco, aproximadamente 2.000 niños y 200 adultos embarcan en 7 barcos pertenecientes a dos mercaderes llamados Guillermo “el cerdo” y Hugo “el del puñal”, nombres no muy de fiar.
     De estas 7 embarcaciones, dos se hunden en Cerdeña y el resto consigue llegar a Alejandría.

     El final de estos niños seria ser vendidos como esclavos por los dos mercaderes sin escrúpulos, del tal Esteban no se conoce nada más.

     Bibliografia:

- Misterios de la Edad Media. Jesús Callejo.
- Muy Interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario