8 de marzo de 2017

Ntra. Sra. de la Encina.


    

      Bienvenidos iniciados, Ntra. Sra., como llamaban los templarios a sus Vírgenes Negras o Diosa Madre, hoy nos centraremos en la Patrona del Bierzo....







     NTRA. SRA. DE LA ENCINA: PONFERRADA – LEÓN.

  • Leyendas:
     Sobre su aparición existen distintas versiones, y ya que considero que todas son respetables y muestran partes de su historia, he decidido mostrarlas todas.

     La base de la leyenda cuenta que la imagen fue trasladada por Santo Toribio de Liébana desde Palestina a Astorga sobre el año 420 junto a otras reliquias, entre ellas el Lignuns Crucis que se encuentra actualmente en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana; tallada por San Lucas, sería instalada en la Catedral de Astorga.
     Sobre el año 714, históricamente se producía la invasión de los sarracenos en la Península Ibérica, y dada la cercanía de estos a Astorga, se decide esconder la imagen, el lugar sería secreto y olvidado con el tiempo....

     La primera versión nos relata que mientras se llevaba a cabo la reconstrucción del Castillo de Ponferrada por la Orden del Temple sobre 1178, un grupo de hombres talaban encinas para las construcción de las vigas del castillo, en una de estas encinas se partió por la mitad y de ella apareció la imagen denominándola Ntra. Sra. o Virgen de la Encina.

                               Representación de un caballero templario, la imagen y la encina

     La segunda versión cuenta que un freire herido durante la Batalla de Alarcos (1184) se pierde en el bosque de encinas cuando vuelve a su hogar debido a una gran niebla, de ella observa una luz que surge como llamándolo, cuando se acerca ve que la luz emana de una de las encinas que forman el bosque, más concretamente de un hueco que tiene en el tronco y en ella se encuentra la imagen.

      La tercera versión dice que mientras se llevada a cabo la construcción del Castillo de Ponferrada , un caballero templario observó unas luces que le llamaban como guiándolos hacia un lugar, siguiendo las luces se encontró con una encina que resplandecía. Tras acercarse observó que tenía un hueco donde se escondía la imagen de Ntra. Sra; sin mover la imagen comunicó al maestre y demás caballeros su hallazgo, decidiéndose mantener la imagen en su lugar primitivo hasta la construcción de su santuario.

  • Imagen.
     La imagen primitiva sería denominada Ntra. Sra. de la Encina por el lugar donde fue hallada, se encuentra dentro de la llamada lista de Vírgenes Negras, considerada así por el tono de su piel, es decir, se encuentra tallada en una madera oscura cuya especie no es local del lugar donde se encontró.

     Encontré en uno de los libros consultados que la imagen mostraba una especie de hendidura desde la cabeza hasta la parte superior de la nariz, que se relacionaba con el alcance del hacha cuando se taló la encina donde se encontraba, cosa que la actual no presenta.


     Cuando nombro imagen primitiva, me refiero a la original o primera, ya que la actual es una copia posiblemente parcial de la primitiva, desaparecida como muchas de estas imágenes; la actual está datada del S.XVI.


     Su Fiesta se celebra el 8 de septiembre, fecha en la que fue encontrada, Natividad de la Madre de Dios.

     En el Art 75 de la Constitución Templaria: Fija que el día de la Natividad de Ntra. Sra. como fecha que “deben ser guardadas en las Casas del Temple”.

Reconocida como Patrona del Bierzo, la nombrarían: Protectora en enfermedades, necesidades y trabajos.


  • Santuario.
     En un principio se instalaría en una Capilla construida por los templarios, ubicada frente a la puerta principal del Castillo de Ponferrada.
     Más tarde se le construiría una Santuario mayor debido a la gran cantidad de peregrinos que venían a visitarla, siendo pagada con donativos procedentes de los propios fieles.

    

 Tras la abolición de la Orden del Temple, se volvió a construir un edificio aún mas grande, cambiándose la ubicación original por donde se encuentra actualmente, la construcción comenzaría en 1573 y terminaría en 1707, siendo el Maestro Juan de Alvear, arquitecto de la Catedral de Astorga, quien se encarga del trabajo.




  • ¿Quién fue Santo Toribio?.
     Su nombre significa “Ruidoso”.
     Se dice nació en Galicia sobre el año 402,sin embargo en unos manuscritos existentes en el Monasterio de Liébana, aparece que nació en Lombardía en la ciudad de Turrino y que era de linaje de reyes; marcharía hacia Tierra Santa convirtiéndose en guardián de los Santos Lugares en Jerusalén no se sabe muy bien ni como ni porque; de la información encontrada he sacado la conclusión que a él se debe que la reliquia del Lignum Crucis y la imagen de Ntra. Sra. de la Encina se encuentren en la Península, sin embargo, unos mencionan que fue traída desde Tierra Santa y en otros lugares que les fue entregada como regalo por el papa León Magno en Roma cuando volvía de Jerusalén.

                                                                     Lignum Crucis

     Elegido Obispo de Astorga, instalaría las reliquias en la Catedral.
     Lucharía contra el Priscilianismo no obteniendo mucha respuesta, perseguido por Teodorico II terminaría su vida en Astorga donde moriría en el año 476.


     Sus restos se creen se encuentran en el Monasterio de Santo Toribio de Liebana (Cantabria), donde también se custodia el Lignun Crucis relacionado con el santo.


  • Curiosidades y/o Tradiciones.
     Antiguamente en su primitiva capilla, la imagen se encontraba sobre una peana o base que el pueblo decía estaba elaborado con la misma encina donde se encontró la imagen, actualmente también presenta esta peana, ha saber si la original no desaparecería con la imagen primitiva.

     Tradicionalmente el día que se sacaba en procesión la imagen, le acompañaban un grupo de personas con unas túnicas simples blancas con capucha denominados “amortajados”; estas personas habían prometido a Ntra. Sra. salir en procesión con sus propias mortajas si los curaba de su enfermedad, ¿un poco macabro no?.

  • Simbología.

     La Encina se encuentra dentro de los considerados Arboles Sagrados.
Simboliza la Fuerza, la Virilidad, la Constancia, debido a su dureza y duración de su madera.
     En la Edad Media simbolizaba la Inmortalidad como consecuencia de que su madera era imputrescible, es decir, que tarda mucho en pudrirse.
     En Grecia estaba consagrada a Zeus; en Roma a Júpiter y en Germania a Thor (todos relacionados con el rayo, de echo, se aconseja no refugiarse debajo o cerca de una encina cuando haya tormenta), utilizándose los propios encinares como lugares y centros de culto.
     Los druidas tenían la creencia de que la encina canalizaba una energía capaz de transformar a los mismos, e incluso solían comer sus bellotas antes de realizar sus predicciones.

     Cuando tratamos el tema de la simbología: El Árbol, comentábamos que las divinidades masculinas serían adoradas en las colinas donde se hayan los árboles, y las femeninas en las grutas, en las cavidades; si volvemos nuestra mirada hacia la Leyenda de Ntra. Sra. de la Encina, tenemos la representación de los masculino en la Encina y lo femenino en el hueco de la misma, actuando el propio encinar como centro sagrado y de culto.

                                                            Santuario de Dodona. Grecia

     Se sabe que los templarios tenían conocimientos sobre los distintos cultos religiosos, ya fuesen ancestrales o antiguos como los que se vivían en esos momentos, no nos debería extrañar que utilizaran ciertos elementos simbólicos como medio para enmascarar y a la vez unir una parte de todos estos cultos, es decir, uniendo parte de los cultos griego, romano, druídico a través de la utilización de la encina como elemento masculino (Dios Zeus, Júpiter,Thor), con el cristianismo a través de la aparición de la imagen como elemento femenino y Diosa Madre.
     Fusionarían lo ancestral y pagano con el cristianismo, de manera sutil y sin ser apreciado, salvo para aquellos que querían ver más allá de lo que observaban.

  • Romancero.

     Cubierto de sangre y gloria/ un caballero templario/ a Ponferrada volvía/ de la batalla de Alarcos/ y en la copa de una encina/ entre celestiales cantos/ se le muestras una mujer,/ con un niño entre sus brazos./ pero él mismo, al otro día/ de muchos acompañado,/ fue al bosque, buscó la encina/ abrió el tronco de un hachazo/ y dentro de él una imagen / de la Virgen encontraron,/ allí mismo en breves días/ se edificó un santuario.

     Bibliografía:

  • El Vierzo. Su descripción e historia. Tradiciones y leyendas. Acacio Cáceres.
  • La devoción a la Virgen en España. Jesús Simón Pardo.
  • Leyendas del Camino de Santiago. Juan García Atienza.
  • Historia del milagro de la imagen Ntra. Sra. De la Encina. Manuel González del Valle.
  • La virgen de la Encina. Augusto Quintana.
  • Enciclopedia de los Símbolos. Udo Becker.
  • Diccionario de los Símbolos. Nerio Tello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario