29 de junio de 2016

El Bafomet



     Bienvenidos iniciados, no podemos hablar de los templarios sin que se le relacione con la palabra “Bafomet”; sobre si existió realmente o fue una invención del rey Felipe “el hermoso”; las posibles suposiciones de que adoraban realmente; intentaremos buscar algunas respuestas, ya cada cual sacará sus propias conclusiones....







      La muerte era una fiel compañera de los caballeros templarios, para no temerla se hacia mención de ella como algo normal, y que se debía aceptar cuando llegara, incluido en los *refectorios durante la comida se leía sobre ella.




Que hay que tener siempre ceñidos nuestros lomos y encendidas nuestras lámparas, y ser como hombres que esperan a su amo de vuelta de las bodas, para que, al llegar él y llamar, al instante le podamos abrir. Pues dichosos los siervos a quienes el amo hallare en vela. Os aseguro que se ceñirá, y los sentará a la mesa y se pondrá a servirlos. Ya llegue a la segunda vigilia, ya a la tercera, si los encontrare así, dichosos ellos. Vosotros sabéis que, si el amo conociera a qué hora habría de venir el ladrón, vigilaría y no dejaría perforar su casa. Vosotros, pues, estad preparados, porque a la hora que menos penséis vendrá el Hijo del Hombre...” (Lucas 12, 35-40). Codex Templi.


     Según Antonio Galera, el nombre “Bafomet”, aparece registrado o nombrado solo en el momento en que comienza la persecución de los templarios por parte de rey Felipe de Francia, más concretamente durante los interrogatorios, de los cuales no debemos olvidar que les fue permitido el uso de la tortura para conseguir sus declaraciones.:
  • había visto, tenido y palpado en Montpellier, en un capítulo, y que él mismo y otros hermanos presentes la habían adorado. Luego explicó que tenía 4 pies, dos delante, 2 a los costados de la cara y 2 detrás”. Interrogatorio de Hugo de Pairaud, visitador de Francia.
  • En un capítulo en Montpellier, en plena noche, había una cabeza: habló y prometió a los hermanos una buena cosecha. Todos los hermanos adoraron la cabeza y él hizo lo mismo que los otros”.Interrogatorio de Bernardo de Salgues.
  • vio una cabeza el día de su admisión colocada en un altar, tenía aspecto humano y su grosor era de una cabeza de hombre. Era de color rojo o parecido”.Interrogatorio Taillafer de Gêne (hermano sirviente).
  • era una cabeza con barba a la que adoraban, cubrían de besos y llamaban el Salvador”.Interrogatorio Raynier de L'Archent.
  • es una cabeza, con una barba. La adoran, la besan y la llamaban su Salvador (…). No sé donde la guardan. Tengo la impresión de que es el Gran Maestre, o bien el que preside el Capitulo; quien la conserva en su poder”. Interrogatorio Réguier Larchant.
  • He visto la cabeza en 7 capítulos distintos: se asemeja al rostro de cierto demonio, del Maldito; y todas las veces que ponía los ojos en ella, se apoderaba de mí tal espanto que apenas si podía mirarla; esta cabeza era adorada en los capítulos”. Interrogatorio Raoul de Gisy.



                 Bafomet del Obispo Suarez y Arjona respectivamente
                                                                                              


  • La Excavación.



     En unas excavaciones llevadas a cabo en la región de Murcia, se encontró una piedra tallada, al llamar la atención unos surcos que presentaba, se decidió que fuera tratada con rayos infrarrojos, mostrando la forma de una calavera; tras su estudio se concretó que se trataba de una piedra de río, el continuo y fricción de la corriente del agua con los elementos habría pulido su superficie, en algún momento determinado, alguien la encontró y la encontró adecuada para tallar en ella con una herramienta puntiaguda unos huecos a modo de ojos y una boca, dándole el actual aspecto de calavera.


  • Teorías sobre que es el Bafomet.

     La pregunta sobre que es o deja de ser sígue abierta, aquí os muestro algunas de las posibles respuestas.

     Una bolsa: Según la teoría de A. Galera, todo caballero templario, siguiendo la costumbre de los monjes llevaría consigo una pequeña calavera tallada en piedra por ellos mismos, la transportarían metida en una bolsa que colgaba de su cintura; de ello que “bafomet” significaría “de bolsa”. Asimismo, también explica: " La máxima de todo soldado perteneciente a una orden de caballería era la de no temer en batalla ni al mismísimo diablo. Este era uno de los principales objetivos del Temple al crear el baphomet, acostumbrar a los caballeros jóvenes a la cara del diablo. Por derivaciones etimológicas, proviene del latín bapometa, que se desglosa de esta manera: Bap, prefijo de bautismo. Ometa: fin de la vida,muerte"

     Deformación linguistica de Mahomet: Esta teoría la aporta Sylvestre de Sacy, quien descubrió en un glosario del S.XVIII el término para definir Mezquita como Bohomerid o Bafomerías, siendo deformada en el Langedoc de “Bafometo” a Mahomet.

     Diosa Astarté: Si seguimos a Albert Ollivier, lo relaciona con el Puerto de Chipre: Bapho; antiguamente había en él un Templo a Astarté, adorada en forma de piedra negra a la cual se le sacrificaba niños. Puede ser que los templarios trajeran de aquí alguna cabeza o hueso relacionándolo con la diosa.


     Alquimia: Louis Charpentier relaciona el Bafomet con la alquimia, es decir, una unión de símbolos alquímicos, y que era utilizado por los templarios como medio para meditar de manera colectiva sobre el significado de dichos símbolos.

     Bautismo de Fuego: Para Hammer Piergastall, la palabra significaría
Bafé” = Bautismo y “Méteos” = Iniciación, una especie del llamado “Bautismo de Fuego” de los gnósticos. En Pentecosté, era cuando los templarios celebraban su fiesta mayor, el día en el que el Espíritu Santo descendió sobre los Apóstoles en forma de lengua de fuego, sin dar más explicación a la presencia de la cabeza.

     Tintorero de la Luna: Gerard de Séde nos muestra la traducción de la palabra Bafomet a Baphens méte = Tintorero de la Luna; si le unimos la expresión “in figuram baffometi” como “ a la manera de los tintoreros de la Luna”, podemos relacionarla con una expresión alquímica de aquellos que podían transformar la plata en oro: Figura que da la solución para ejecutar la Obra Magna. ¿Podría ser que los templarios tuvieran un colegio de alquimistas?. De manera que aquellos iniciados y conocedores de tal figura, actuaran como simples ignorantes cuando se les preguntaba por el bafomet en los interrogatorios para la disolución del Temple.

     Como veis hay donde elegir, aunque realmente la pregunta es: ¿Llegaremos a saber algún día que era el bafomet?, si realmente llegó a existir.

  • Descubrimiento de la Cabeza Barbuda.

     Durante la investigación en Francia contra la Orden del Temple, una comisión se encargó de buscar las adoradas cabezas.

     Articulo 46 del acta de acusación: Que en todas las provincias tenían ídolos, es decir, cabezas en algunos casos con tres caras y en otros con una sola, y se encontraban algunas de ellas que tenían un cráneo de hombre.
     Articulo 47: Que en las juntas, y sobretodo en los grandes capítulos, adoraban al ídolo tal y como si fuera Dios, como si fuera su Salvador, diciendo que esta cabeza podía salvarles, que concedía a la Orden todas las riquezas y que hacia florecer los árboles y germinar las plantas de la tierra.

     Tras un tiempo perdido, el 11 de mayo de 1311, los administradores y guardianes de los bienes del Temple, se presentaron ante la comisión pontificia con todas aquellas figuras, ya fuesen en metal o madera que se encontraran en los edificios templarios.

[Aportaron] una cabeza grande, hermosa, de plata dorada; era el rostro de una mujer, que encerraba los huesos de una cabeza envueltos en un lienzo blanco fino; un sudario (traje de tela fina o gasa de Siria) de color rojizo, colocado encima, la recubría. Se leía esta palabra y este nombre en una etiqueta: Capud LVIIIm. (cabeza 58m.). Esos huesos parecían los de una pequeña cabeza de mujer y se decía que era la cabeza de una de las once mil vírgenes”. El libro negro de los templarios. Laurent de Vargas.


             
Cráneo San Juan Bautista                                         Cabeza Santa Catalina

     La cabeza en cuestión formaba parte de tantas reliquias repartidas por el mundo, no eran mas que relicarios llamados "jefe", cabeza o busto de metal (plata) que servía de urna para guardar la cabeza o cráneo "incorrupto" de un sant@.
     Para los templarios podían tener un doble sentido simbólico:
     
     - Utilización de dichas reliquias como intercesores en sus vidas.
     - Unión a las llamadas "cabezas de poder", es decir, creencias paganas antiguas en las que las cabezas eran personajes mitológicos, ya fuesen griegos, celtas... que se relacionaba con la fecundidad y fertilidad ligada a la Madre Tierra.

     Otro lugar donde se quiere asociar una figura con el bafomet, es el caso de aquellos demonios alados, barbudos con cuernos que adornan determinados edificios, en ocasiones edificios unidos al Temple.
     Se ha demostrado que algunos de estos demonios han sido añadidos tras restauraciones, o incluso colocados en el lugar que ocupaba otra figura.

  • Olivier “el trovador templario”.

     Simplemente añadir que este trovador hace mención al bafomet en una de sus composiciones fechadas en 1265, para más reseña en su “Ira et Dolor”:

[los turcos] saben que cada día nos rebajarán, pues Dios duerme, el cual velaba antaño, y baphomet manifiesta su poder y hace resplandecer al sultán de Egipto.
Ningún hombre que crea en Jesucristo permanecerá por mas tiempo, sí ello le es posible, en este país, pues en el Monstier de Sainte se hará la bafomería. (mezquita)”.

  • Relación de la palabra San Juan Bautista con Mahomet:                                                                     BAPtiste – MaHOMET.

     Nos debemos trasladar a Flandes, al pueblo de Anzehem, donde en una vieja iglesia templaria dedicada a San Juan Bautista, mantienen una cabeza enganchada en un palo por donde se exhibe a los fieles, hecha de madera y barbuda.
     Se trata de un relicario con huesos del cráneo de San Juan.
     Según Maurice Magre, durante una batalla entre los templarios y teutónicos contra los hunos, en un momento en que perdían los primeros, se reagruparon y mostraron una cabeza barbuda hundida en un palo, la derrota se convirtió en victoria. Relato de Enrique de Silesia (formó parte de la batalla).
     No debemos olvidar el gran culto que profesaban a San Juan Bautista, solo tenemos que observar el nº de iglesias y ermitas bajo su advocación.



      Según cuenta la leyenda: La cabeza del Bautista sería enterrada y desenterrada varias veces hasta terminar en Amiens, traída por Wallon de Sarton, un canónigo, quien la encontró en 1204.
     Una figura que representa una cabeza barbuda con un aspecto no agradable se puede encontrar representada en distintos sellos a lo largo de Inglaterra, Italia, Francia y Alemania, incluido el sello del Maestre de Inglaterra.
     ¿Podría ser que el llamado Bafomet fuese una reliquia, más concretamente la “cabeza de San Juan Bautista”?.

     Muchas preguntas, posibles teorías, a cual más llamativa y respuestas para todos los gustos, otro secreto más en el baúl de los templarios.

Bibliografía:


  • Codex Templi. Templespaña.
  • Templarios y la Mesa de Salomón. Nicholas Wilcox.
  • La otra historia de los Templarios. Michel Lamy.
  • El Libro Negro de los Templarios. Laurent de Vargas.
  • Los Misterios Templarios. Louis Charpentier.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada