7 de marzo de 2016

Campus Stellae - Campo de las Estrellas: 1ª parte



     Bienvenidos iniciados, en esta ocasión estudiaremos la procedencia de Campus Stellae, sus protagonistas llamados peregrinos, su origen y su resurgir; en otras entradas seguiremos ahondando en más aspectos relacionados con este Camino...



  • Los Peregrinos y la Peregrinación:
     La palabra Peregrinatio procede del latín “Per ager” - “Por el campo”, y relacionada con el verbo árabe “hajj” - “ir a”.



     Peregrino sería el viajero que abandona su casa, toma una ruta y llega a un lugar sagrado; normalmente, dependiendo del lugar de peregrinación, así era denominado:
  • Palmero: Aquellos que viajaban a Tierra Santa y cortaban la palma en el Oasis de Jericó.
  • Romarius o Romero: Aquellos que alcanzaban Roma y ganaban indulgencias papales.
  • Jacobeo: Todos los que llegaban a Santiago de Compostela y aún seguían hasta los acantilados de Finisterrae.

     Con el tiempo, peregrinos y romeros pasarían a ser términos sinónimos, conocidos como aquellos fieles que se desplazaban para visitar lugares sagrados.
     La aparición de distintas rutas y metas sagradas alentaría al peregrino a buscar aún mas su espiritualidad, entrando a formar parte de la cultura cristiana. “Sin embargo, hace falta saber que de 3 maneras se llaman de forma propia a las gentes que van sirviendo al Altísimo: se les llama palmeros a los que van a Ultramar, allí donde muchas veces las olas llevan las palmas; se les llaman peregrinos porque van a la casa de Galicia, porque la sepultura de Santiago estaba más lejana de su patria que la de ningún otro apóstol; se les llama romeros porque van a Roma, allí donde marchan estos que yo llamé peregrinos”. Dante Alighieri. Vita Nuova. 1293.

     Los tres focos principales de peregrinación serían Jerusalén, Roma y Compostela, aunque no podemos olvidar que también se producirían visitas a aquellos lugares en los que se decía tener la reliquia de un santo/a o incluso su lugar de enterramiento; sin olvidarnos de aquellos eremitas que aún vivos, recibían la visita de estos peregrinos, llenando de ruido y molestias sus momentos de meditación.





Peregrinación a Jerusalén.










Escena de la vida de Santa Ursula.
Galeria de la Academia Venecia.









     Aunque Jerusalén y Roma tienen unos lugares de peregrinación importantes, nos centraremos en Compostela con su Camino de Santiago, buscando en sus orígenes, nacimiento, crecimiento y la aparición del Temple en su camino peregrino.

  • El Origen:

     Santiago sería uno de los Apóstoles designados para seguir la labor apostólica de Jesús en Hispania, posiblemente desembarcara en algún puerto de Andalucía para subir hacia el Norte recorriendo Portugal y llegando a Iria Flavia en Galicia, posteriormente seguiría una ruta hacia el Este de la Península desde donde partiría de nuevo a Palestina, según la tradición acompañado de sus hermanos. Llegado a Palestina sufriría martirio y sería mandado decapitar por Herodes Agripa.








Martirio de Santiago. Francisco Zurbarán.
1639. Museo Nacional del Prado. Madrid









     Si seguimos la tradición, sus discípulos Atanasio y Teodoro transportaron su cadáver en un barco guiado por un ángel hacia Iria Flavia, durante su transporte por tierra, en un carro tirado por bueyes, en uno de los trayectos hacia el bosque de Libredón, los bueyes se negaron a seguir caminando. Como ocurre normalmente, esta negativa a seguir se entendió como una señal divina y allí mismo fue enterrado, no habiéndose conservado noticia de tal hecho a causa de las invasiones bárbaras.
     Según San Jerónimo, se dispuso que al morir los Apóstoles, fueran enterrados en el lugar donde predicaron: “Cada uno descansaría en la provincia donde había predicado El Evangelio”.
     Durante un tiempo, la información sobre la tumba del Apóstol pasa al olvido hasta el año 813, donde resurge de nuevo.

  • El Resurgir:

     En el año 813, un pastor o ermitaño para otros, llamado Pelayo, observa durante unas noches resplandores, el lugar en cuestión me remiten dependiendo de los textos al bosque de Libredón (arteguias.com), o paraje llamado Monte de Libradón en Galicia (Codex Templi), el lugar aunque cambiando alguna que otra vocal, pienso que será el mismo.

     Tras ser informado Teodomiro, Obispo de Iria Flavia (Padrón), investigan el lugar donde, otra vez igual, unos mencionan una cueva donde descubren un arca marmórea, y otros simplemente un arca o sarcófago.

     El lugar sería visitado en peregrinación por el entonces rey Alfonso II “el casto” (783 – 842), quien manda construir una iglesia, que se convertiría en sede episcopal de Teodomiro, donde moriría en el 847; asimismo donaría tres millas de tierra alrededor del Sepulcro del Apóstol: “Alfonso Rey, por este mandato de nuestra Serenidad, damos, y concedemos a ti Santiago Apóstol, y a nuestro padre Teodomiro Obispo, tres millas de tierra alrededor del Sepulcro de Santiago Apóstol...” “... Yo Adefonso Rey confirmo esta mi donación...”. Copia documento Tumbo A. de Santiago.

     A partir de este momento, la tumba del Apóstol Santiago queda oficialmente localizada, contribuyendo al estallido del culto a Santiago.
     No se nos puede olvidar, que gracias a cronistas como Flodoardo de Reims, autores como Fulberto de Chartres y Papas como León IV, Juan IX, Juan X, ayudaron a difundir y dar a conocer la existencia del sepulcro, así como fomentarían las peregrinaciones desde distintos puntos de Europa.

     Al lugar del descubrimiento del sarcófago se le denominaría “Campus Stellae” – Campo de las estrellas, nombre relacionado con los resplandores asociados a estrellas, o “Compost de la estrella”, materia prima trabajada que es marcada por la aparición de la estrella de cristalización que indica al depto que ha obtenido la piedra filosofal.




Restos de la primitiva iglesia







  • Nacimiento de las Rutas.

     Convertido Compostela en el Tercer lugar de peregrinación junto a Jerusalén y Roma, recibiría peregrinos venidos de toda Europa, de manera que se diseñarían distintas vías o rutas para llegar a la meta final: Santiago.
     No nos podemos olvidar que Al-Andalus se encontraba bajo poder musulmán, lo que complicaba la peregrinación, las incursiones o rafias llevada a cabo por tropas musulmanas debían tenerse en cuenta a la hora de realizar el camino; a medida que se recuperaba territorio cristiano, las rutas se modificarían.



     Las Primeras Rutas aparecerían durante el reinado de Alfonso III “el magno” (866-910) a través del Camino Primitivo que partía de Oviedo; sobre las primeras peregrinaciones procedentes de Francia, se documenta a través de los escritos de un monje de la Abadía de San Martín de Albelda (La Rioja), se relata el viaje del Obispo de Puy, Gotescalco, acompañado de un grupo de franceses, conocidos como jacquets en el año 951.

     Aquellos peregrinos que procedían tanto de reinos francos como germanos, accedían a través de las ciudades francesas: Tours, Venzelay, La Puy y Arlés, para entrar en España por Fuenterraba e Irún, más tarde accederían a Roncesvalles, Somport yPerpiñan.
    A medida que aumenta el número de peregrinos, también se intenta mejorar los medios de comunicación a través de rutas marítimas y terrestres formando una red viaria.

     En la llamada Etapa de Francia, se ofrecería una red de hospederías y albergues llevados por benedictinos, tales rutas pasaban por abadías benedictinas que se construían en los caminos de mayor peregrinación.
     De entrada en España, las rutas eran guardadas por órdenes militares, ermitaños y monasterios llamados “mozárabes”, llevados por monjes de origen visigodo, llamados así por su arquitectura, marcando reminiscencia oriental tras el paso de los árabes por la Península.
    Asimismo, sus trabajos de grabado artístico mostrados en sus copias de manuscritos, así como sus obras de orfebrería, los calificaban como “tesoros sarracenos”.
     No sería hasta la llegada del rey Alfonso VI cuando estos “mozárabes” pasaran a ser adquiridos por la orden benedictina, construyendo abadías y fundando prioratos a través del Camino
    En cada una de estas vías se construye una “Iglesia de peregrinos” donde pueden orar y visitar distintas reliquias que se instalarían en ella, peregrinos sin condición social se acompañarían en este Camino de Redención.

La puerta se abre a todos, enfermos y sanos, no sólo a católicos, sino aún a paganos, a judíos, herejes y ociosos; y más brevemente, a buenos y profanos”Poema S.XII sobre el Hospital de Roncesvalles.

... primitivamente este Camino de Santiago o Francés pasaba por Alava y Asturias, para ir más a cubierto de las incursiones musumalnas...era entonces penosísimo, pues por temor a los moros iba en continuos altibajos a través de los valles de la costa de Alava y Asturias... pero a principios del siglo XI el rey sancho el Mayor lo mudó por Najera a Braviesca, Amaya y Carrión, aprovechando una antigua vía romana...”. Orígenes del español. R. Menéndez Pidal.
     En el enlace que os lleva a wikipedia, podéis encontrar información más completa sobre las distintas rutas, buscar por Camino de Santiago.

  • Mejoras en el Camino:
Como comentábamos anteriormente a lo largo del nacimiento y crecimiento del Camino, los monarcas quisieron contribuir con una serie de mejoras que facilitara al peregrino su largo camino, entre ellos destacaron:



  • Alfonso II “el casto” (783-842): Manda edificar una Iglesia en el lugar donde se encuentra el Sepulcro de Santiago.







  • Ordoño I (821-866): Donaría tres millas de tierra, las cuales se unirían a las millas donadas anteriormente por Alfonso II.

  • Alfonso III “el magno” (866-910): Junto al Obispo Sisnando, se levanta en el año 874 una Iglesia Mayor, la cual sería destruida por Almanzor en el 977, aunque respetaría el sepulcro de Santiago.



Lauda sepulcral. Museo de León.
  • Sancho Garcés III (1000-1035): Exime a los peregrinos del pago de peajes por sus tierras, construyendo puentes, hospitales y nuevas villas.







                                                                                  Miniatura del S.XII.
                                                                                 Catedral de Santiago.
  • Alfonso VI “el bravo” (1065-1109): Comienza junto al Obispo Diego Peláez la construcción de una nueva Basílica románica en 1075, la cual también sería incendiada en 1136.


     No podemos olvidarnos de la entrada e implantación de los monjes cluniacenses, ellos también pondrían su grano de arena o bloque en este gran camino, para ello construirían monasterios, albergues, iglesias..., contribuyendo a la implantación o entrada del románico en los Reinos de España, posteriormente se les uniría los monjes cistercienses.

     A continuación os dejo los enlaces a las siguientes entradas relacionadas con el Campus Stellae:
     - Campus Stellae: 2ª parte.
     - Campus Stellae: 3ª parte.
     - Campus Stellae: 4ª parte.

Bibliografía.







No hay comentarios:

Publicar un comentario