16 de abril de 2015

San Antonio Abad





Nacimiento 251 – Muerte 356 ?
Santoral: 17 Enero.

Abad” significa “Padre”.








  • Ideólogo de la Iglesia Primitiva.
  • Joven y huérfano oye en el templo: “Si quieres ser perfecto, vende tus bienes y reparte entre los pobres el dinero que obtengas de la venta”.
  • Abandonaría sus bienes y vida acomodada para vivir como ermitaño, atendiendo varias comunidades monacales en Egipto.
  • Organizó comunidades de oración y trabajo.
  • Tomó parte activa contra movimientos considerados heréticos, como el *arrianismo.
  • Fundó conventos, siendo Pispir y Arsínoe los primeros Monasterios conocidos.
  • Su vida sería escrita por San Atanasio.
  • Según la leyenda, murió a la edad de 105 años, enterrado en un lugar desconocido del desierto, un pájaro blanco con pico rojo ayudado de dos leopardos, indicó el lugar y lo desenterraron en el 561; conducido a Alejandría, más tarde a Constantinopla, para terminar en Francia donde fue depositado en un Monasterio benedictino llamado Montmajour.

     Santo Patrono entre otros  de:
  • Los amputados.
  • Protector de los animales domésticos.
  • Los carniceros.
  • Los enterradores.
  • Los ermitaños.
  • Los afectados de eczema, epilepsia y enfermedades de la piel en general.




Vestimenta:

Hábito *talar, oscuro o negro, Manto y capuchón del mismo color.














     Atributos:

     Libro abierto: Símbolo de Sabiduría.
     Báculo abacial, a veces sustituido por un bastón terminado en forma de muleta o una Tau: Indica su condición de abad, símbolo de peregrinación.
     Cruz Tau: Siempre acompañaba a San Antonio.
     Cerdo: Símbolo del demonio, en su iconografía representa el mal. Animal relacionado en la Edad Media con lo impuro, la suciedad, el pecado, la gula. Según la leyenda, cuando se encontraba en el desierto, ayudó a una jabalina a curar los ojos de sus jabatillos ciegos, y una vez curados, la jabalina permaneció a su lado protegiéndolo de las alimañas. El jabalí es un animal que vive escondidos en los bosques, recluido como un ermitaño, de aquí la utilización de este animal para representar al ermitaño.
     El fuego: A modo de llama en el suelo o sobre el libro. Viene a representar el llamado “Fuego de San Antón”.
     La campanilla: Puede aparecer en distintos lugares, ya sea en el bastón, colgada del cuello del cerdo o en su mano. Generalmente utilizada para ahuyentar los malos espíritus, en la mano de San Antonio ahuyentaba los espíritus que lo tentaban.
     El cuervo: Símbolo de la soledad


     Fiestas Populares y Tradiciones: Día de celebración: 17 de Enero.

  • Los animales domésticos son bendecidos: Esta tradición o costumbre puede venir de la relación caballeros-cerdos, es decir, la Orden de los Caballeros Hospitalarios, Antonianos o Antonitas, fundada en el S.XI en Francia, bajo la advocación de San Antonio como santo curador, recurrieron a la crianza de cerdos para la alimentación de los enfermos, bajo la protección del santo, les colocaban una campanillas de manera que al ser soltados por las calles del pueblo, eran reconocidos como pertenecientes al santo, debiendo ser alimentados y respetados. Era costumbre no sacrificar a estos animales el día de San Anton. Con el tiempo, poco a poco se iría extendiendo a otros animales.
  • Las hogueras: Como relación al “Fuego de San Anton”. Entre las mas famosas encontramos la del pueblo de Canals en Valencia y “los chiscos” en Las Alpujarras (Andalucia).
















  • Antiguamente se daba de beber a los niños agua en la “campanilla de San Anton”, para que hablaran más pronto y con soltura.
  • Las vueltas de San Anton”: Reminiscencia de la antigua romería que recorría el antiguo camino del pueblo de Hortaleza hasta la Iglesia situada en el extrarradio de la ciudad, la gente caminaba con sus animales para ser bendecidos. En Madrid se sigue manteniendo la tradición de comprar los llamados “panecillos del santo”: Traen buena suerte y dinero para todo el año.


     Relación Atributos y Leyendas:

  • Leyenda de la jabalina: Comentada anteriormente en los atributos.



                             San Antonio Abad y San Pablo. Velázquez.
                                              Museo del Prado. Madrid


  • Leyenda del cuervo y el pan: Antonio tuvo un sueño donde se le revelaba la existencia de otro ermitaño, Pablo, y marchó a conocerle, En el camino se cruzó con un centauro y un sátiro que le indicaron el camino a seguir, un lobo le acompañó hasta la cueva donde se encontraba el tal Pablo.
    Pablo, sabiendo de su venida, atrancó la cueva con tablas, sin embargo, tras la insistencia de Antonio, accedió salir. Según la tradición, un cuervo alimentaba diariamente a Pablo, llevándole una hogaza de pan en su pico, en esta ocasión entregó dos hogazas como bienvenida a Antonio.
    Cuando Antonio regresaba, tuvo la visión de la muerte de Pablo,
    decidió volver para enterrarle cristianamente, el suelo era rocoso y él solo no podía, apareciendo dos leones y cavaron la tumba.
    Según la leyenda: “se llevó consigo la túnica de Pablo, que estaba tejida con cortezas y ramas de palmera; a partir de entonces se la puso todos los días de fiesta”.


     Fuego de San Anton o Ergonismo:

     También conocida como culebrilla o fuego sagrado.
     Se trataba de una enfermedad producida por la ingestión de cereales contaminados por un hongo (cornezuelo), se acompañaba de escalofríos, quemazón, las extremidades (punta de los dedos, orejas, nariz) se necrozaban y terminaban desprendiéndose, de manera que la persona quedaba viva y mutilada.      El rechazo a estas personas y otras tantas con lepra, dementes, enfermedades venéreas..., que literalmente eran abandonadas, hizo que se dirigieran a monasterios y santuarios en busca de ayuda.




     En el Monasterio de Montmajour, donde se encontraban los restos de San Antonio, traídos por un grupo de cruzados franceses, sería el lugar elegido para atender y aliviar la enfermedad, atendidos por laicos con conocimientos médicos.

     A través de una dieta sana, consistente en vino, pan no contaminado, carne de cerdo y la utilización de hierbas medicinales, aliviaban y ayudaban a la mejor recuperación de los enfermos.
     Para aquellos en los que la gangrena estaba muy avanzada, no existía otra solución que la amputación, para ellos, crearon un Hospital llamado “de los desmembrados”.



Bibliografia:






No hay comentarios:

Publicar un comentario